19 mayo, 2011

Pequeño tesoro

El año pasado estuve en una feria de antigüedades y tras recorrer todos los expositores me llamó la atención una pequeña silla muy muy sucia, casi negra. Me dio un poco de cosa comprarla, y pense, ¡ya la tengo que desinfectar bien! me gustó sus formas y al tenerla en la mano pesaba un poco. Bueno al llegar a casa y me puse a lavarla y cual fué mi gran sorpresa, que empezó a brillar y brillar cada vez más, y el pequeño agujero negro que tenia arriba, le meti un alfiler para limpiarlo y apareció un bonito brillantito azul. El asiento de terciopelo no tenia color y al frotar salió el color azul. He encontrado en una pagina de un coleccionable de miniaturas hay una silla con formas muy parecidas y dicen que es de principios de siglo. Si lo encuentro, mostraré la foto. También compre un juego de sofa, mesa y sillas en metal plateado en un tamaño más pequeño que esta silla.




Aquí se ve la diferencia de tamaño, entre la silla y el conjunto de comedor plateado. Los botes sobre la mesa los he realizado con abalorios. En breve mostraré más botes que estoy realizando.

3 comentarios:

  1. Hola Marisa! tu blog promete, con lo de la pasta de sopa me he quedado "anonadada" de veras, qué ocurrente que eres!. Tu candil me ha cautivado, es muy muy real y antiguo. Me gusta mucho.
    Un beso
    Marga

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Marga, tengo más ideas que ire mostrando, ya veras. Se pueden hacer cosas muy bonitas. Un beso
    Marisa

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho todo lo que he ido viendo, y creo que tienes ideas muy buenas...Ah! esa silla creo que es un tesoro...Un beso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por su visita y feliz día. Marisa