19 septiembre, 2012

Reformas en la cocina rústica

Cuando compré la casa modelo Esla no tenía puertas interiores, así como estoy haciendo reformas y mejorando algunas cosas, pensé en añadir las puertas de la cocina y del baño. En esta foto, la puerta corresponde a la cocina, me dió mucho trabajo, porque mientras realizaba la despensa, además de poner suelo de barro que está al fondo de la cocina, en esa pared realicé unos anclajes al suelo con los palillos de pinchito incluyendo la base de la puerta para dar más estabilidad a la pared, evitando así que la puerta y la despensa se puedan mover. Antes de colocar la puerta pinté con acrílico blanco y le añadí los visillos.

También aproveché para hacer una ventana justo encima de la puerta para darle luz natural a la cocina, y pinté con pintura acrílica de color plomo imité al cristal emplomado. Las molduras están realizadas con palos de los helados, las vigas de la ventana son de madera de pino que vienen en las barritas de alpiste que comen mis canarios, así es que la imaginación no tiene límites y no se puede tirar nada en el mundillo de las miniaturas, además son muy útiles para hacer patas de mesa...




3 comentarios:

  1. pues se ve perfecta los visillos quedan genial
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanta se ve genial.
    besitos ascension

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los dos, me alegra poder compartir con vosotros los pequeños retos que supone reformar una casa de muñecas. Besitos y un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por su visita y feliz día. Marisa